A más de 120 metros de altura, este nuevo mirador con suelo de cristal se corona como el más largo del mundo en estar suspendido sobre un acantilado.

Este tipo de puentes de cristal se han puesto muy de moda en China, en parques naturales y zonas montañosas, como una forma de atraer a aquellos turistas aficionados a la fotografía, a los amantes de las emociones fuertes o simplemente a los curiosos.

La plataforma en forma de V permite que únicamente 30 personas caminen sobre ella.

Este mirador de vidrio suspendido se extiende 70 metros sobre un precipicio y no es recomendable para aquellos que sufren de vértigo.

Si sientes que los nervios o la valentía no te lo permiten, es mejor que ¡no mires hacia abajo!

  • Las vertiginosas vistas de la pasarela colgante de cristal más larga del mundo que fue inaugurada en China.