Última Actualización: Feb 19, 2018
">
Feb 8, 2018 | Economía, | Iris Ortiz
Dicen fin incentivos ZF sería descalabro sector

SANTIAGO.-La Cámara de Comercio y Producción de Santiago consideró hoy que modificar el actual régimen de exenciones que se aplica al sector de las zonas francas significaría conducir al descalabro productivo del país y en especial el de la provincia de Santiago.

Marcos Cabral, presidente de la entidad, precisó que actualmente existen múltiples temas por rectificar, que sí laceran al empleo y la inversión local y extranjera, como son, ineficiencia en el gasto público, la evasión fiscal, la corrupción gubernamental y privada y la mano de obra informal no regulada, por solo mencionar algunos.

Cabral dijo que las exenciones a las industrias que operan bajo el régimen de zonas francas no representan un sacrificio fiscal real en la medida en que el 75% de las mismas son de capital extranjero y, por tanto, fácilmente desplazadas por sus casas matrices multinacionales a otros países que ofrecen iguales incentivos a los que tenemos actualmente en la República Dominicana. En otras palabras, de no existir estos incentivos, estas empresas no existirían en el país.

Destacó que “el mero hecho de insinuar o sugerir cambios a este esquema provoca una pérdida de competitividad del país, en la medida que las empresas que estén considerando instalarse aquí o expandir sus operaciones, van a sopesar su decisión, ante la posibilidad de que sean cambiadas las reglas jurídicas que rigen las inversiones en el sector de zonas francas”.

Los datos del Consejo Nacional de Zonas Francas indican que en la región norte se encuentran 34 de los 68 parques industriales de zonas francas que operan en el país y se ubican 316 de las 645 empresas que operan bajo este régimen.

Agregó que sería un golpe mortal, en términos de empleo y de actividad económica, cambiar el régimen existente.

La provincia de Santiago ha conocido en carne propia, con gran perjuicio, los efectos de recesión en el sector industrial de zonas francas, por lo que aboga por una evaluación ponderada de los efectos positivos de dichas empresas.

La economía de la ciudad de Santiago cuenta entre sus pilares, con el sector de zonas francas industriales, donde laboran más de 40,000 personas, que semanalmente inyectan sus ingresos a la economía local que opera en el régimen ordinario de tributación.

Recientemente el Banco Mundial planteó que la creación de empleos en las zonas francas del país tiene un costo tributario muy alto para el Estado y planteó el fin de los incentivos.