Un supuesto planeta X chocaría con la tierra

 

El 23 de septiembre de 2017 podría ser el último día del mundo. Parece que otro Apocalipsis se acerca. Otro, porque de acuerdo a muchas teorías fantasiosas, la Tierra debió dejar de existir hace mucho. Ahora se dice que un inmenso planeta –Nibiru o ‘Planeta X’– se estrellará con nosotros este 23 de septiembre.

La profecía que lo dice tiene un par de años de antigüedad. Detrás de la idea esta David Meade. En su libro Planet X, The 2017 Arrival, el australiano, basándose en numerología e interpretaciones de la Biblia, explicó cómo y por qué ese día será el último de la especie humana.

Según el tipo, el Apocalipsis será el 23 de septiembre porque pasa exactamente 33 días después del eclipse de sol –que fue el pasado 23 de agosto–. Además, 33 es la edad de Cristo, y el número de veces que se menciona el nombre de Dios en la Biblia.

El tal planeta que borrara el planeta

La denominación ‘Planeta X’ siempre la han usado los científicos para referirse a cuerpos que orbitan en el exterior del sistema solar. En realidad no existe una prueba real de la existencia de esos planetas; sólo son hipótesis basadas irregularidades gravitatorias alrededor de planetas del Sistema solar.

En realidad no hay ninguna prueba científica que pruebe la existencia de Nibiru. Ni Calculos. Ni avistamientos con un telescopio. De acuerdo a la NASA “El caso de Nibiru es distinto. No es un planeta hipotético basado en los cálculos de algunos astrónomos. Es un planeta imaginario. Sencillamente no existe más que en la imaginación calenturienta de los aficionados a las teorías conspiranoicas”.

 Hasta ahora, las menciones que se han hecho del objeto se basan en interpretaciones numerológicos de textos antiguos. El primero fue el ufólogo Zecharia Sitchin, que afirmó haber descubierto el planeta luego de leer unas tablillas de la antigua Mesopotamia.

A partir de ese “descubrimiento”, muchos seguidores de las teorías de la conspiración y el fin del mundo empezaron a replegar las ideas de Sitchin, entre ellos Nancy Lieder, una mujer que dice que una civilización extraterrestre le “implantaron” un dispositivo en el cerebro. Por eso ella es capaz de predecir que, efectivamente, un gran objeto se estrellará contra la tierra.

Al principio se pensaba que podría ser el cometa Hale-Bopp en 2003. Pero no pasó nada. Luego se dijo que el responsable de la extinción sería Nibiru.

Esto dijo la NASA al respecto: “Varias personas están anunciando que el fin del mundo tendrá lugar el día 23 de septiembre cuando un planeta colisione contra la Tierra. El planeta en cuestión, Nibiru, no existe, así que no va a haber ninguna colisión. La historia de Nibiru lleva circulando años y periódicamente se recupera en forma de nuevas fábulas apocalípticas”.

“Nibiru y las demás historias sobre planetas errantes son un bulo de Internet –continuaron–. No existen pruebas sobre la existencia de estos planetas. Si Nibiru o el Planeta X se dirigieran hacia la Tierra como para colisionar este año, los astrónomos los hubieran detectado desde hace al menos una década y hoy sería visible a simple vista en el cielo”.