INTRANT),Claudia franchesca delos santos puso en marcha el plan de Rordenamiento vial para la proviancia maria trinidad sanchéz

Santo Domingo. -El Instituto Nacional de Tránsito y Transporte Terrestre (INTRANT) dijo hoy que no ha autorizado ningún aumento en las tarifas del transporte de pasajeros y de carga, advirtió hoy la Directora Ejecutiva del organismo, Claudia Franchesca De los Santos.

“Hemos visto en algunos medios de comunicación anuncios de posibles aumentos de las tarifas en el servicio del transporte en diferentes lugares del país, los cuales se producen en el momento que el INTRANT trabaja conjuntamente con los principales representantes del sector, en el análisis de costo que definen las tarifas de transporte pasajeros y de carga”, precisó De los Santos.

De los Santos,explicó que esa tarea se inició ante el planteamiento del sector transporte, de que debía ser revisadala tarifa,por lo que el INTRANT accedió en cumplimientoal artículo 127 de la Ley 63-17 que establece que la revisión tarifaria se puede hacer a solicitud de los prestadores de dicho servicio.

“Estas reuniones tienen cuatro semanas realizándose, precisamente para determinar si procede o no una modificación en las tarifas, por lo que nos extraña que se estén produciendo esos anuncios, en sentido de un supuesto aumento, cuando estamos en un proceso de análisis para ver si realmente se requiere alguna modificación, sin ignorar queya existe un ejercicio previo realizado por Procompetencia”, apuntó.

La directora del organismo rector del transporte en la República Dominicana fue enfática al señalar que “hasta este momento no existe, ni ha habido ninguna disposición de autorización de aumento de tarifas, ni en el transporte de pasajeros ni en el de carga”.

La Ley 63-17, de Movilidad, Tránsito, Transporte Terrestre y Seguridad Vial, en sus artículos 125 y 127 otorga al INTRANT la facultad de disponer el régimen tarifario que se aplicará en el transporte de pasajeros y de carga.

Asimismo, la ley define el concepto tarifa como el precio a ser pagado por los usuarios del transporte de pasajeros y carga, fijados por las autoridades competentes, basado en los costos operacionales y de rentabilidad.