SAN CRISTÓBAL. – El Instituto Politécnico Loyola (IPL), celebró su 59a Graduación del Nivel Secundario con la entrega de títulos a 218 nuevos bachilleres técnicos en una ceremonia que tuvo lugar en la noche del sábado 28 de octubre en el Auditorio Mayor de la institución educativa.

El IPL, la gran escuela formadora de estudiantes de todas las edades, que abarca desde el Nivel Inicial hasta el Superior, e incluye programas de Educación Continuada, ha alcanzado su 65 aniversario con una trayectoria de calidad en la formación técnico-profesional y humana, guiada por la pedagogía ignaciana, propia de la Compañía de Jesús, orden católica de vasta experiencia en el ámbito educativo a nivel mundial y que lo dirige desde su creación.

El acto estuvo presidido por el padre José Rafael Núñez Mármol, S.J., rector del Instituto Politécnico Loyola; Andrés Navarro García, ministro de Educación de la República Dominicana; Pedro Hernández, director del Nivel Secundario; Julio César Díaz, Gobernador Provincia San Cristóbal; Darío Campusano Híchez, Director Regional de Educación 04; Raquel Martínez, coordinadora pedagógica del Nivel Secundario; Juan Miguel Escaño, director de Bienestar Estudiantil; Carlos José Heredia, director de Talleres y Laboratorios, y Katherine Piña, directora ejecutiva de la Iniciativa Empresarial para la Educación Técnica.

El discurso central estuvo a cargo del ministro Navarro, quien exhortó a los recién graduados a apegarse a la modestia y la humildad, invitándolos a reconocerse como personas sencillas pero capaces de realizar cosas extraordinarias a partir de la voluntad y el esfuerzo. Asimismo, profundizó en características propias de los jesuitas como la creatividad y el liderazgo ignaciano.

De su lado, el Padre Rector, felicitó a los graduandos y les invitó a que, de acuerdo a sus vocaciones, continuaran sus estudios universitarios en el Instituto Especializado de Estudios Superiores Loyola, y les recordó que como antiguos alumnos del IPL siempre serían bienvenidos en la Institución, en la que en ese momento estaban recibiendo sus títulos de bachilleres para gran regocijo de todos.

En representación de los graduandos, el joven Roberto Ynosencio Cuevas, alumno de mayor índice académico de la promoción 2016-2017, pronunció un discurso en el que expresó que “todos y cada uno de nosotros hoy se lleva muchas lecciones”, y agradeció el acompañamiento de docentes, familiares y amigos durante la vida estudiantil y en el propio momento de la graduación, el cual marca un punto de partida hacia nuevos retos profesionales que deberán enfocar hacia el servicio a la sociedad y el desarrollo de la patria dominicana.

Finalmente, los jóvenes se ofrecieron a Dios con una oración de san Ignacio de Loyola que expresa la fidelidad al Reino y la disposición para el servicio.