Última Actualización: Feb 19, 2018
">
Feb 13, 2018 | Mas Noticias, Opiniones, | El Guardián
El Carnaval de San Cristóbal.

POR ELVIN SANCHEZ

En su segunda versión bajo la actual administración municipal, el Carnaval de San Cristóbal debe superar la entrega anterior, que se caracterizó por la buena organización, colorido y participación popular. Esta vez, las expectativas son mayores. Pueblo y autoridades deben ser garantes de un evento histórico.
En la tarde de hoy, todo lo planificado en meses empezara a desfilar bajo el escrutinio y valoración del pueblo mismo. Se da por contado mejor preparación de los grupos y comparsas, por el interés de superación y estimulados por las premiaciones.
Desde ya se ha instalado una imponente tarima, bien decorada, con armonía de colores y conjugación de aspectos propios de la esencia del Carnaval. Seguridad y orden tienen que ser garantizados por la Policía Nacional y la Policía Municipal. Además, la propia ciudadanía debe velar y cuidar del evento.
La Alcaldía ha dispuesto de todo lo necesario para la majestuosidad en cada entrega dominical del Carnaval. La dirección de cultura del ayuntamiento, tiene en sus manos la responsabilidad operatividad, con un equipo experimentado y la participación de activistas culturales y folcloristas comprometidos.
Robalagallina y el diablocojuelo son, sin lugar a dudas, los dos personajes más populares en la manifestación de carnaval del país. Regionalizado su uso, hasta con nombres distintos, no dejan de tener trascendental importancia.
En San Cristóbal se expresa una diversidad hibrida de personajes que van desde la presencia española, africana y lo autóctono. Replican nuestros personajes la esencia misma de nuestra conformación como pueblo, sus costumbres y tradiciones.
Constituir el Carnaval de San Cristóbal en un referente de calidad tiene que ser el propósito de sus organizadores. Ya tenemos el Festival de Atabales que se celebra en Sainagua; ambos podrían ser nuestra carta de presentación cultural.
Hoy y los próximos dos domingos es para involucrarnos, engrajarnos en el Carnaval de San Cristóbal.
Es un evento con sabor, color y música de pueblo, de los barrios y comunidades, que representa el todo, que nos invita a ser testigos y participantes activos de la construcción de nuestra historia.
El Carnaval de San Cristóbal, es cada hijo de este terruño.