La Mesa de la Unidad Democrática enseña a votar ante la denuncia de que el tribunal electoral pone trabas

 

CARACAS.- La oposición venezolana ha denunciado reiteradas veces supuestas “trabas” e irregularidades del Consejo Nacional Electoral (CNE) frente a las elecciones regionales que se celebrarán el próximo 15 de octubre, y ante esto su campaña apunta hoy a enseñarle a los electores cómo votar en estos comicios.

Entre las irregularidades que denuncia la alianza de partidos antichavistas Mesa de la Unidad Democrática (MUD) destacan la eliminación o cambios de centros de votación, la no sustitución de los candidatos unitarios de la oposición en la boleta electoral y la falta de información por parte del CNE hacia los electores.

“Es una estrategia de voto nulo (…) Ante todo este panorama, ¿qué hacer? Enseñar a la gente a votar”, enfatizó hoy Liliana Hernández, coordinadora electoral de la MUD, durante su participación en un foro ciudadano sobre las elecciones.

Otro punto de foco del antichavismo ha sido promover el voto como una forma de protesta ante la crisis política, económica y social que atraviesa la nación caribeña, y contra el Gobierno del presidente, Nicolás Maduro.

En ese sentido, Hernández resaltó que el 15 de octubre habrá una “gran protesta nacional”, aunque figuradamente. “A los que les gusta la movilización, las marchas, la protesta, ese es un gran día de protesta (…) además tiene una ventaja, no hay riesgo para el que la ejerce”, dijo.

Según la opositora, esta protesta tiene que ratificar que “la decisión de los venezolanos de que este gobierno tiene que salir, que hay que sacar un modelo que fracasó y que hay que reinstitucionalizar el país, es irreversible”.

Los candidatos unitarios escogidos en las primarias opositoras del pasado 10 de septiembre no fueron sustituidos en el tarjetón electoral y el órgano electoral afirma que el plazo para las sustituciones fue el 16 de agosto. Entonces, en la boleta de votación aparecen aún los candidatos opositores que ya renunciaron a la candidatura luego de las primarias, algo que la MUD considera grave ya que, a su juicio, se está violando el derecho del ciudadano.

“Su derecho humano, porque él va con esta tarjeta a una oferta engañosa”, señaló Hernández. Además, resaltó que también se violan los derechos de los candidatos porque cualquiera de ellos tiene “derecho de renunciar en el momento que le dé la gana”.

Por otra parte, indicó una reducción en la cantidad de mesas de votación en todo el país y que hay centros en los que, afirma, antes votaban 600 personas por mesa y ahora el número se incrementó a 800 personas por mesa. Según la opositora, el Poder Electoral ha dado información tardía o nula sobre estos cambios.

Ante este panorama y ante el supuesto silencio del órgano electoral sobre las decisiones tomadas -o no ejecutadas-, la MUD indicó hoy que se está planteando en el seno de la coalición la creación de un “expediente” al CNE por violación de derechos humanos.

“Hemos planteado que, en el caso de esta elección, se ha estado comentando un expediente de derechos humanos, porque están impidiendo el desarrollo de los derechos políticos de los ciudadanos”, dijo Hernández.

Por estas “faltas” del árbitro electoral, la oposición le acusa de responder a “decisiones de estrategias de Miraflores” (Ejecutivo venezolano) y de ser cómplice del Gobierno que, afirma la MUD, tiene una campaña dirigida a confundir al elector opositor. “Confusión en el elector.

Diálogo, no diálogo (…), para que la gente pierda la motivación a votar (…) Esa es la inmoralidad de este proceso”, acotó. Mientras se acerca la fecha para que los venezolanos escojan a los mandatarios regionales de sus 23 estados, entre desmovilización e incredulidad antichavista, el proceso para un nuevo y eventual diálogo entre el Gobierno y la oposición iniciado en República Dominicana el pasado 13 de septiembre continúa estancado.