Charamicos

Los charamicos Azul, rojo, verde, blanco y mucho brillo adornan las aceras de la avenida Winston Churchill, en la capital. Llegaron los charamicos y con ellos, la ciudad anuncia la alegre Navidad.

De las ramas secas de un árbol llamado Olivo, nace en todo su esplendor el charamico, uno de los adornos más alegóricos de la temporada y una manera muy dominicana de vivir la Navidad.

Jorge Rincón y su hermana Elia Polanco llevan más de treinta años vendiéndolos en la Churchill.

El interés de Jorge no se limita a incrementar sus ventas. “Hay que ser humano. Aquí viene cualquier persona de escasos recursos y no es verdad que se va sin su arbolito”. Esa actitud le ha regalado el favor de sus clientes que corren la voz y rinden las mejores referencias.

El fin es contagiar con espíritu de Navidad a todo el que llega. La tradición de la Navidad se vive a través del brillo de los charamicos, del cariño al trabajo que le ponen los artesanos como Jorge y de los buenos deseos que emanan del corazón de los dominicanos.

El gobierno de Danilo Medina desea para ti, tus familiares y amigos una muy feliz Navidad y un 2018 lleno de alegrías y prosperidad.#AlegreNavidad

Los charamicos Azul, rojo, verde, blanco y mucho brillo adornan las aceras de la avenida Winston Churchill, en la capital. Llegaron los charamicos y con ellos, la ciudad anuncia la alegre Navidad.

De las ramas secas de un árbol llamado Olivo, nace en todo su esplendor el charamico, uno de los adornos más alegóricos de la temporada y una manera muy dominicana de vivir la Navidad.

Jorge Rincón y su hermana Elia Polanco llevan más de treinta años vendiéndolos en la Churchill.