Actualizado: Jul 16, 2019
las torturas en Venezuela son sistemáticas.
Jul 11, 2019 | Internacionales, Mas Noticias, | El Guardián
Las torturas en Venezuela son sistemáticas

MIAMI.-Cristopher Figuera (Punta de Mata, Venezuela, 55 años) aún guarda el documento de cuartilla y media que le mandó a su “comandante en jefe”, Nicolás Maduro, a principios de año. En él le pedía que cesara las competencias de la chavista Asamblea Nacional Constituyente, que cambiase al Consejo Nacional Electoral. Ssiempre se ha dicho las torturas en Venezuela son sistemáticas.

Básicamente, que propiciase su salida. O al menos una salida a la situación insostenible que vive Venezuela. No era la opinión de cualquiera: Figuera era el jefe del Servicio Bolivariano de Inteligencia (Sebin), la temida policía política venezolana.

Se ha dicho en más de una ocasión que las torturas en Venezuela son sistemáticas.

Poco después, el general se erigió en uno de los artíficies de la frustrada ofensiva militar del 30 de abril, que propició la liberación del líder opositor Leopoldo López. Aunque se niega a hablar de fracaso, Figuera tuvo que huir de Venezuela. Pasó dos meses resguardado en Colombia y desde hace dos semanas está exiliado en Estados Unidos. En un hotel de Miami atiende a EL PAÍS durante más de una hora. Figuera carga el libro de Mark Thompson ¿Qué ha pasado con el lenguaje de la política? que, dice, está devorando. El exjefe del Sebin se muestra calmado en la mayor parte de la charla, pero no puede evitar la incomodidad que le genera hablar de las torturas o las persecuciones del régimen ni transmitir la sensación de que se muestra muy receloso de profundizar en el funcionamiento de la jerarquía chavista.

Pregunta. ¿Qué le llevó a decirle a Maduro que no podía seguir así?

Respuesta. Yo hacía semanalmente estados de opinión de la situación del país. Cada vez eran más alarmantes, la situación era insostenible y a finales de febrero le dije a Maduro que qué acción política pensaba adelantar para mitigar la crisis. A comienzos de marzo le volví a insistir. Hice un documento de cuartilla y media donde grosso modo le sugiero que la Asamblea Nacional Constituyente cese sus funciones, que se cambie el CNE, que se llame a elecciones y que después se les pidiera a los países que han sancionado a Venezuela que se levantaran las sanciones. Le pareció que era una actitud derrotista y cobarde de mi parte. A mí también me fue desagradable esa respuesta.

P. ¿Para entonces usted ya estaba en contacto con el Gobierno de Estados Unidos?

R. No. Había hablado con los servicios secretos norteamericanos, pero con autorización de Maduro. Ellos habían pedido una reunión, no conmigo, con otros funcionarios que en ese momento tenían responsabilidades más altas. Y a través del agregado militar que estaba en República Dominicana llegó el mensaje, yo se lo hice saber a través del jefe de la casa militar a Maduro y él decidió que fuera yo. Ese fue el contacto que yo tuve. Alguno para tratar de desprestigiarme, tratar de quebrar mi moral ha dicho que yo era un vendido, que tenía años en estas cuestiones. Y yo le he mandado a decir a él que si él cree que soy un hombre de precio y no de valores, que con todo lo que él su familia se han robado que me haga una oferta para ver si yo la acepto.

Se ha dicho las torturas en Venezuela son sistemáticas, pero el gobierno las niega.

fuente: elpais.com

Lea también: Guaidó se vuelca en disipar las dudas sobre su estrategia y el diálogo con el chavismo

Visite nuestra página de Facebook: @elguardiandigital