Actualizado: Abr 5, 2020
Repulsa social y censura colectiva
Feb 22, 2020 | Mas Noticias, Opiniones, San Cristóbal, | El Guardián
Opinión: Repulsa social y censura colectiva

Elvin Sánchez

Repulsa social y censura colectiva. El PLD no tiene candidatos en condiciones de competir en las elecciones municipales, congresuales y presidenciales, y esa, es una de las causales del sabotaje al proceso del domingo 16 de febrero.

Un Partido que controla todas las instancias del poder público, le resulta difícil entender y asimilar que en pocos días será desalojado de la supremacía y enviado a la cripta.

Te puede interesar: Instrumento idóneo para liderar el cambio

Entre 19 y 20 % oscilaba la preferencia a favor de los candidatos del PRM y aliados José Montas, Carolina Mejía, Santo Ramírez, en la frustrada, abortada y malograda elecciones municipales del pasado domingo 16 de febrero. Igual o muy parecida situación se registraba en algo más del 68 % de los municipios del país. Esta es la verdad, y para evitarla, de ahí el vulgar estropicio.

El Partido de la Liberación Dominicana, esta diezmado, atrapado en sus propios errores, y pagando con la repulsa social por renegar e insultar el legado de su líder fundador profesor Juan Bosch.

Resistirse a los cambios es natural, dialectico y compresible; tener la osadía de accionar en contra del normal desempeño institucional, es riesgoso, conspirativo y criminal. Cuando los pueblos definen su ruta, los obstáculos que se coloquen en ella sabiamente serán superados, y el cambio será inexorable.

Hoy, el país está viviendo un proceso que ayer era impredecible, la ciudadanía con sentido de responsabilidad, la juventud asida al mejor sentimiento y dignidad hacen de plazas públicas los escenarios para airear discursos, posturas y compromisos con la patria, con la democracia y la libertad.
Las manifestaciones de jóvenes en plazas y avenidas, el Cacerolazo Nacional, y las variadas formas de protestas, describen una censura colectiva al Gobierno y el Partido.

Hay que seguir la movilización, estar atento, vigilante, afanar para blindar la voluntad de la gente, porque quien no tiene pueblo, y no se resigna a esa realidad, algunas travesuras se proponen. Repulsa social y censura colectiva.

Elvin Sánchez
@Elvin Sánchez22