Actualizado: May 16, 2021
Feb 10, 2021 | Destacados, Mas Noticias, Opiniones, | El Guardián
¿Por qué José Montás no paraliza estación gasolinera? ¿Y quién le pondrá el cascabel al gato?

VICTOR MARTINEZ/Director

SAN CRISTOBAL.-¿Por qué José Montás no paraliza estación gasolinera? ¿Y quién le pondrá el cascabel al gato?. Todo el mundo en esta ciudad sabe que el permiso que otorgó el Ayuntamiento al empresario Carlos García para la construcción de una estación gasolinera en la carretera Sánchez, Madre Vieja Sur, es falso. El primero que lo sabe es José Montás.

Por lo tanto comprobado que no está asentado en ningún lado en la Alcaldía, debió pararse de inmediato la obra hasta que se investigaran debidamente los hechos. ¡Pero vaya sorpresa! El síndico José Montás  “no quieren meterse en eso”. Mientras tanto la obra sigue viento en popa.

Lea también: Escándalo por construcción gasolinera: Alcalde dice es ilegal, pero no actúa, ¿qué pasa ahí?

El alcalde Montás ni los regidores han queridos dar el frente a la situación y todos prefieren que sea un “tribunal de justicia” que falle el caso. Claro, en cualquier parte del mundo donde exista continuidad de Estado la obra estuviera paralizada provisionalmente hasta investigar.

El certificado de no objeción a la construcción de la mencionada estación gasolinera en la carretera Sánchez, en Madre Vieja Sur tiene fecha del 30 de noviembre del 2015, al final de la caótica gestión de 6 años de  de Raúl Mondesí.

Es cierto como alega Montás, no fue en su gestión que se otorgó el permiso ilegal, pero amparado en la continuidad del Estado, él pudo si lo hubiese querido parar administrativamente la obra hasta que se aclarara la situación. Pero el síndico este municipio escogió el camino más corto: no quiere meterse en eso, aunque él sabe que debe hacerlo porque la obra es ilegal. No han valido los reclamos de las organizaciones comunitarias de Madre Vieja y zonas aledañas para que se paralice la obra.

Se ignora por  tanto “quién le pondrá el cascabel al gato” en este escándalo.

Por otra parte está el caso del Concejo  de Regidores que aunque son los más enterados de la falsedad, tampoco han querido emitir una resolución parando la obra.

Tanto el alcalde de la ciudad como el presidente del concejo edilicio, Jorge Hiche Ramírez saben perfectamente y lo han reconocidos a través de videos que la obra se levanta de forma ilegal, pero han decididos deshacerse del caso mandándolo a los “tribunales”.

En cuanto al empresario García, en principio se desconoce si fue vulgarmente estafado haciéndole creer que el permiso era legal. Pero eso solo lo sabe la actual gestión municipal quien a través de su secretario Eliezer Valdez Turbí, ya certificó mediante una comunicación pública que tal autorización no existe.