Actualizado: Dic 1, 2020
Jul 31, 2020 | Destacados, Mas Noticias, | El Guardián
Tormenta Isaías deja daños en viviendas, derribo de árboles en poblaciones del Este y Cibao

SANTO DOMINGO.- Tormenta Isaías deja daños en viviendas, derribo de árboles en poblaciones del Este y Cibao, según los primeros reportes de las autoridades. También en las redes sociales se observan imágenes de inundaciones en poblados del Este y de la región norte.

Los fuertes vientos y lluvias del fenómeno tropical provocaron daños a viviendas con el te­cho dañado en el municipio Puerto Plata y zonas aledañas.

Los organismos de soco­rro se mantuvieron en acti­vidad para prevenir daños mayores en los sectores más vulnerables, mientras que equipos de la alcaldía es­tuvieron trabajando desde tempranas horas en la lim­pieza de alcantarillas y ca­ñadas.

La Defensa Civil no ha­bía reportado ninguna inci­dencia que afectara la vida de personas en los primeros momentos, luego de que disminuyeran los vientos.

Numerosas personas se trasladaron a lugares más seguros para garantizar su integridad ante al paso del fenómeno natural.

Persistentes lluvias se re­gistranron desde la noche del miércoles en Santiago y  otras poblaciones del Cibao, debido a los efectos del ci­clón tropical Isaías.

También las precipita­ciones aumentaron los cau­dales de ríos, arroyos y ca­ñadas en las provincias Monseñor Nouel, María Tri­nidad Sánchez, Duarte, Val­verde, La Vega, Espaillat, Santiago y otras, de acuer­do a organismos de socorro.

El subdirector nacional de la Defensa Civil en San­tiago, Francisco Arias, dijo que en esta provincia han sido habilitados 126 refu­gios para alojar a perso­nas en caso de que resulten afectadas por el fenóme­no, siempre manteniendo el distanciamiento y otros protocolos establecidos por las autoridades de Salud Pública. No obstante, aclaró que no ha sido posible usar­los hasta el momento, pe­ro que los comités de emer­gencia se mantienen activos y que las familias que resi­den en zonas vulnerables han sido alertadas para que tomen las medidas de pre­caución.